2/10/14

Teatro grego de Siracusa e "Las legiones malditas"


No libro "Las legiones malditas" de Santiago Posteguillo atopamos a seguinte descrición do teatro grego de Siracusa (Sicilia):


"… Plauto pensó con qué grandilocuencia el joven cónsul había empleado la palabra “gran” para referirse al teatro de Siracusa. Ahora, varado allí en el centro mismo de su escena, absorbiendo las dimensiones de aquella construcción, comprendía y compartía el sentido de las palabras del cónsul. 

Las gradas del teatro se extendían a ambos lados, excavadas sobre la ladera de la montaña, talladas en piedra, en un extensísimo diámetro de 140 metros. Estaban divididas en nueve secciones, nueve cúneos, separados por hasta diez escalares para facilitar el acceso y la distribución del público por todo el recinto con rapidez. El coro, como era costumbre en los teatros  griegos, era un amplio semicírculo para dar cabida a tantos cantantes y músicos como se deseara y la escena era de una enorme amplitud también. Todo en aquel teatro era megalítico, enorme, espacioso. Plauto se sonrió pensando en las estrechas plataformas de madera sobre las cuales estaba acostumbrado a actuar en el foro de Roma. Aquello era otro mundo, otra civilización. Por algo los griegos llamaban bárbaros al resto de los pueblos e incluían Roma en el calificativo. Pero además de las dimensiones, todo el teatro estaba engalanado con estatuas, inscripciones, grabados en piedra… había paseado por las gradas y había observado cómo en cada pared se podían ver tallados los nombre de diferentes dioses en unos lugares y, en otros, los nombre de los parientes de la familia del gran Herión II, el tirano bajo cuyo gobierno se construyó aquel teatro…"

As fotos son de Blanca para INICIARTE.